En una época donde el mundo digital revoluciona todos los campos artísticos donde incursiona, resulta sorprendente encontrar artistas que, a pesar de todo, apuestan con seguridad por las fórmulas de trabajo tradicionales. Y es todavía mucho más interesante descubrir cómo equipos creativos, como los alemanes Tape Over, que basan su trabajo en las cintas adhesivas protectoras utilizadas en construcción para enmascarar diferentes áreas, sufren de ansiedad ante la enorme demanda de sus trabajos.

Tape Over es un equipo de arte creativo, con base en Berlín y creado en la primavera de 2011, cuyo trabajo se reformula bajo la estética creada a partir de la cinta de enmascarar. Un grupo de trabajo cuya estilo bebió en sus orígenes de la escena electrónica y y de la subcultura berlinesa. De hecho, fue precisamente en la atmosfera de los clubs de música y certámenes relacionados con esta corriente donde comenzaron a mostrar públicamente su trabajo. Su obra, que recibe innumerable influencias del arte callejero y urbano, se caracteriza por la enorme versatilidad y por la atención al detalle, gusto por las formas orgánicas y la abstracción o el grafismo geométrico.

El éxito de nuestro trabajo también reside en el material que utilizamos, porque la cinta de enmascarar permite grandes contrastes.

Fundado por Lamia Michna, hoy directora de arte, y Robert König, actual managing director del grupo, Tape Over está formado por un equipo de seis personas (Lamia, Robert, Enni Vuong, Marvin Gallinger, Denise Werner y Lotte Agger) que comparten la misma inquietud creativa y que defienden su libertar creativa por encima de todo. “Lo mejor de nuestro trabajo, comenta Robert, es que nos podemos permitir crear diseños con una gran belleza y versatilidad porque la cinta de enmascarar te posibilita trabajar sobre soportes muy diversos. El éxito también reside en este material, porque consiente grandes contrastes y una definición de tus proyectos espectacular”.

Amantes de la experimentación, su lenguaje creativo les ha permitido abordar una variedad de trabajos muy variopinta que van desde instalaciones para festivales de cine y música, cartelería y proyectos de imagen para grandes empresas (Mercedes, Converse, Bosch, Hermes…) o incluso colaboraciones de videoinstalaciones con otros artistas.

Su innegable factor sorpresa les ha llevado a crear dentro de su propia marca Tape on you, una especie de tatoos de quita y pon con la misma cinta de enmascarar dirigida a crear un estilismo propio sobre la ropa de las personas o en su propia piel.

¿El futuro? Muchos de los trabajos que se hagan próximamente estarán basados en la autenticidad de las personas, en sus emociones personales porque el diseño es una forma de comunicación. También nos gustaría incrementar nuestras colaboraciones con todo tipo de artistas porque queremos abordar nuevas perspectivas y llevar nuestro trabajo a otro nivel, comentan desde Berlín.

www.tapeover.berlin

This article is also available in English