Aparantemente, los diseños que Raúl del Sol plasma en sus piezas de madera pudieran esconder las preferencias de un niño atormentado por la estética gótica en blanco y negro que tanto gusta al director de cine Tim Burton, pero es solo una idea descabellada, puesto que Raúl simplemente es un apasionado ilustrador madrileño que ya de niño se escondía bajo la mesa camilla de su casa para dar rienda suelta a los dibujos que su imaginación infantil creaba sin parar.

“El dibujo forma parte de mi educación desde niño. Siempre estaba dibujando y era un actividad que se me daba bien. Posteriormente, me formé con diferentes cursos de pintura y clases particulares, en los que toqué todo tipo de palos, y ahora es una actividad con la que disfruto enormemente y que me permite seguir con mi otra actividad professional (trabaja como creativo de imagen en una gran multinacional de la moda)”, comenta Raúl.

Tampoco es casual que sus dibujos sean casi un testimonio enciclopédico del mundo de los insectos. Como muchos niños, también a él le apasionaba atrapar insectos y guardarlos en botes de cristal. Ahí, quizás se gestó la idea de lo que ahora es su marca y su diseño de indentidad como ilustrador. “El mundo de los insectos me apasiona desde niño y, cuando hace tres años, comence a darle vueltas a la idea de crear una fórmula propia de trabajo para posicionarme como ilustrador pensé que esa era una temática perfecta. Todo comenzó con una libélula y un pequeño trozo de madera. La veta de la madera y el mundo de los insectos conseguían plasmar perfectamente la idea que tenía en mi cabeza”, asegura el ilustrador.

La madera casa muy bien con lo que yo intento plasmar con mis dibujos. Forma parte inherente del trabajo y ahora mismo no concibo mi trabajo en otro soporte

Ahora, sus dibujos en negro son su copyright e imagen personal y, tres años más tarde, ya cuenta con cuatro series: Entomology, Insecta, Metamorfosis y Cefalón. Los diferentes soportes tampoco obedecen a una razón en particular, aunque la madera, como elemento base, siempre forma parte de esa cadencia personal. “Este material casa muy bien con lo que yo intento plasma con mis dibujos. Forma parte inherente del trabajo y ahora mismo no concibo mi trabajo en otro soporte. Funciona muy bien y creo que es una seña de indentidad personal”, comenta.

–Trabajar con madera es muy defendible, pero su colección Insecta se presenta en platos de madera para servir pulpo, Metamorfosis se articula sobre unas matrioskas de álamo y Cefalón aparece en unas cabezas de maniquí, eso sí, todos de madera.
¿El cambio de formato significa una evolución en su forma de trabajo?

–No tiene por qué. La mayoría de las veces obedece a la casualidad. No es algo buscado. Las matrioskas me las trajo un amigo de Rusia para que buscara salida a nuevas ideas; las cabezas de madera, aparecieron también de una manera casual gracias a mi trabajo, y los platos de pulpo los elegí porque me servían como plataforma para expresar algo concreto, nada más.

¿Y por qué su trabajo es practicamente monocolor en negro?
– Para lo que quiero hacer ahora mismo, no necesito el color. Mi forma de expresarme con el trabajo que hago y los dibujos que realizo, se presentan menor en blanco y negro. Con la tinta china y el rotulador me va muy bien. No descarto el color, pero de momento, no me hace falta.

¿Podemos calificar su trabajo como artesano y de pequeña producción?
–Por supuesto. Es totalmente manual, son piezas únicas y no hay muchas de cada colección. Tampoco me interesa convertirme en un gran productor que hace su trabajo en serie. De ese modo, se perdería toda la esencia de mi trabajo y no es eso lo que busco.

Usted ha dicho que le debe mucho a Instagram. ¿Por qué?
Porque es un medio que a mí, como a otros muchos, nos ha servido para darnos a conocer de una forma global y a través de la que consigo vender mi trabajo. Me sorprendió mucho el alcance de estos medios de comunicación digitales.

¿Dejará algún día su otro trabajo en el mundo del interiorismo para volcarse enteramente en su marca y en sus piezas de madera?
–Lo bueno de mi trabajo es que es una actividad que me encanta y con la que viajo y estoy al tanto de las tendencias en otros campos. De momento, compagino ambas actividades perfectamente.

Y lo próximo con que nos va a sorprender…
–Una ampliación de la colección Insecta que cambia de soporte y se presentará en unos cubos de madera.

www.rauldelsol.es

RAUL-GRAFICO

This article is also available in English