Británica de nacimiento, la diseñadora Sarah Colson montó su taller de trabajo hace solo 4 años para hacer realidad su sueño de convertir en extraordinarios objetos cotidianos. Pretendía cambiar la percepción que se tenía de los objetos habituales de una vivienda y elevar el aparente potencial de numerosas piezas y sus materiales, a una categoría superior en la que prime, por encima de cualquier otro valor, su belleza natural innata.

Su trabajo creativo y de investigación la ha llevado en ocasiones a bucear en los componentes que forman parte de los diferentes materiales y en descubrir todas las posibilidades escondidas que se ocultaban en ellos. Además, se muestra encantada de trabajar con diferentes artesanos del mundo para descubrir sus propios procesos de trabajo y para empaparse durante estos momentos de creatividad común, de todos sus conocimientos para aplicarlos posteriormente a procesos industriales más personales.

Piezas de la serie «Vitro Vas Collection», trabajo de 2015.

Ese es el punto de partida desde el que sus propuestas y trabajos realizados en cristal, básicamente lámparas y jarrones, han conseguido llamar la atención de los medios. Un diseño contemporáneo y actualizado de formas comunes, pero con un extra, que los hace diferentes y que ha recibido varios premios internacionales.

En los laterales, luminarias «Grid», realizadas con los restos de material sobrante del estudio de la diseñadora. En el centro, globo «Clara Lux».

1. ¿Cómo llegó al mundo de la iluminación?
Un poco por cierta predisposición creativa. Siempre he estado vinculada al mundo de la creatividad haciendo pequeños objetos esculturales sin un propósito concreto. Cuando surgió la posibilidad de crear una luminaria, descubrí que todos mis conocimientos y pruebas con los materiales entraron en juego. La iluminación le dio a mis pequeñas esculturas un propósito más definido. Era como si todos los factores confluyeran en un mismo punto. No soy una diseñadora técnica, sino más bien una creativa que se deja dirigir por los materiales, las formas y las texturas.

2. ¿Cómo podríamos denominar sus creaciones en pocas palabras?
Creo que mis diseños son tremendamente femeninos, elegantes e intemporales. Aunque no los he analizado todos en conjunto creo que la mayoría tienen el mismo origen. Siempre procuro aglutinar tres conceptos: forma, textura y color. No siempre lo comparten todos, pero es un factor bastante decisivo a la hora de crear y durante el proceso de elaboración y diseño voy analizando cuanto de cada uno de ellos aparece en cada diseño.

3. ¿Sigue siempre los mismos parámetros creativos?
Me encantaría decir que efectivamente es así, pero lamentablemente, no tengo un proceso de diseño demasiado claro. Trabajo mucho por instinto, y es un factor que muchas veces tiene como resultado un buen trabajo.

«Vitro Vas» en verde y violeta.

Colección de jarrones en acabados multicolor.

Pareja de jarrones en naranja y violeta.

4. ¿Y de qué manera se desarrolla?
Tengo muchos bocetos en 3D extraños, a menudo bastante feos, que salieron mal o que se resolverán más adelante. Es un lugar muy privado que no disfruto enseñándoselo a las personas

5. ¿De qué forma esas ideas se convierten en objetos?
Provienen de todas parte, pero surgen casi siempre cuando estoy relajada o de humor para ser creativa. Si estoy estresada, el trabajo parece forzado y el resultado no es igual. Bosquejo muchas cosas para moverme rápidamente entre las ideas y me gusta hacerlo en los trayectos en metro de Londres. Luego, si encuentro una idea que me gusta, intento darle forma y es ahí cuando empieza el viaje realmente.

6. Sus diseños tienen mucho de artesanal. ¿Cree que esto es un valor adicional en sus piezas?
La artesanía incrementa le valor de los trabajos. El hecho de que esté hecho a mano y no haya sido fabricado por una máquina cuando aprietas un botón conecta al consumidor emocionalmente con ese objeto. Eso pasa incluso cuando produjo una lámpara más de 100 veces, cada una de ellas es ligeramente diferente al resto.

La segunda colección de la diseñadora, «Vitro Lux», recibió el Premio Elle Decoration 2015 por su innovación y diseño.

7. ¿Le preocupan el aprovechamiento de recursos, la sostenibilidad, la ecología en su trabajo…?
Son prioritarios y entran en juego cuando diseño, Mi estudio es muy pequeño y utilizo los recursos que me rodean. Descubrí que cuando más lejos estés de las personas con las que trabajes, más se perderá por el camino. Me gusta que formen parte del proceso de diseño desde el primer momento.

8 ¿Qué es lo más difícil para dar a conocer su trabajo?
Se vuelve más fácil cuanto más tiempo llevas en este negocio, pero es difícil competir, sobre todo con las grandes empresas. Pero creo que la calidad de los productos, la libertad creativa y la marca son los valores que la gente tiene más en cuenta.

Arriba, modelos de suspension y de mesa de la colección "Lapis Lux". A la izquierda, prototipo de sobremesa de la colección "Fibula Lux".

9. ¿Prefiere trabajar de encargo para otras empresas o prefiere dedicarse a hacer marca con sus diseños?
Mi tipo de proyecto preferido es cuando trabajo con un cliente, pero utilizando mis propios diseños. Esta metodología me permite entender al cliente, descubrir qué busca y crear expresamente un modelo para ellos. Son trabajos que requieren mucha energía, pero siempre suelen salir bien.

10. Lo próximo?
El año 2019 se presenta excitante. Espero poder lanza en marzo la colección de lámparas “Grid”, se prevén colaboraciones con otras marcas, tengo varios encargos para proyectos en casas de clientes y también me caso. Todo emocionante.

Fotos: Sarah Colson
www.sarahcolson.com

«Prism Collection», primera colaboración de la diseñadora con la tienda británica Debenhams. A la izquierda, las diseñadoras Aimee Betts y Sarah Colson que han colaborado en la realización de la colección de lámparas «Clara Lux».

This article is also available in English