Artesanía, escultura textil, muralismo, tapices, alfombras verticales… ¿Dónde y cómo debemos clasificar el trabajo manual de la francesa Mireille Guerin? La artista defiende esta actividad como lo haría un pintor. “No considero mi trabajo  algo eminentemente artesanal, aunque haya ciertas similitudes con este tipo de procesos. Creo que es algo que está más vinculado con el arte. Al final sigo los mismos parámetros y pasos que hace un pintor cuando se enfrenta a un lienzo vacío: preparo mis cartones, realizo una maqueta, que posteriormente tejo, y finalmente, consigo una pieza abstracta en textil de colores que terminará colgada en una pared, como ocurriría con cualquier obra de arte”, comenta Mireille.

Es un trabajo muy laborioso y tardo un par de meses en tejer un metro cuadrado de tejido

Tampoco quiere vincular sus piezas a las manualidades tradicionales porque, aunque ella entiende que el aspecto técnico es importante, también es un método de expresión vinculado al arte contemporáneo. Eso es algo que en su país tampoco está demasiado valorado y, por supuesto, le molesta. “Actualmente el tejido de este tipo está llamado a desaparecer y se reduce a un ámbito muy local, a muy pequeña escala. Genera menos interés que hace unos años, aunque todavía se mantiene. Hay otros países, como América del Sur, países del Este o de Medio Oriente donde todavía forma parte de la tradición y es un método o un lenguaje de expresión”, dice.

Guerin, que estudió arte en la Escuela Superior de Arte de Métiers y Tapicería en la Escuela de Bellas Artes de Angers, es una especialista preocupada por el arte textil, que expone sus trabajos en galerías y museos, y que, además, imparte clases en su especialidad para descubrir a los más jovenes una disciplina m¡¡¡¡¡ialidadAngers, es una especialista preocupada por el arte textilasa. Mantas, maneleróvenes una disciplina que todavía está por conocerse. La artista crea sus piezas tapizadas abstractas con una técnica tradicional del telar de urdimbre, en el que recurre al uso de telares verticales.

Lo más pesado de su actividad no es hacer cualquier tapiz en sí, sino la cantidad de tiempo que se necesita para acabar una obra con ciertas dimensiones. “Siempre me ha llamado mucho la atención la naturaleza y los elementos vegetales, y es una parte muy importante en mi obra. La relación que se crea entre los hilos y los elementos de la naturaleza es muy curiosa. Disfruto mucho cuando me enfrento por primera vez a cada nuevo trabajo, pero lo peor es lo laborioso y lento que es. Tardo dos meses aproximadamente para conseguir un metro cuadrado de tejido”, aclara.

Lana, algodón y lino son su paleta de materiales básicos, aunque también ha tenido contacto con el cáñamo, el sisal, el yute, la seda, el hilo de nylon o el alambre. La mayoría de las veces suele ser la misma composición de la obra la que pide unos u otros usos. Y aunque sus piezas son murales para colgar de la pared tampoco, hay quien no descarta la posibilidad de utilizarlos como pequeñas alfombras “aunque no es lo más aconsejable porque no están pensados para ser pisados. Podría hacer los mismo en alfombras, pero tendríamos que recurrir a otros tejidos más gruesos, más fuertes y sólidos”, dice Mireille.

www.mireilleguerin.com

Trabajo en tres partes y detalle

Obra en forma de tríptico y detalle


Trabajo en dos cuerpos y detalle

Pieza en dos cuerpos y detalle


Modelo Jessé en lino, algodón y lana y detalle

Modelo Jessé en lino, algodón y lana, y detalle


Modelo Tempête en grises y azules

Modelo Tempête en grises y azules


Pieza pequeña

Pieza de pequeño formato


Pieza pequeña

Pieza de pequeño formato


Procesos de trabajos

Procesos de trabajo

This article is also available in English