Concebidos como una fórmula fácil de transportar la comida y como la vajilla perfecta para que se acople a la forma de tus manos, Orikomi es una colección de platos de polipropileno compacto creado por la diseñadora Liliya Galabova, que pretenden convertir diario acto de comer en una experiencia totalmente sensorial.

Con su particular forma poliédrica, que se inspira en el ancestral arte de la papiroflexia japonesa u Origami, esta colección de platos es totalmente flexible, lo que permite convertirlo en llano u hondo según las necesidades del usuario. Material 100% reciclable, apto para el lavavajillas y muy resistente convierte al polipropileno en el material perfecto para usar y tirar sin generar basura intratable.

Me interesa el diseño de producto, el packaging, la joyería y mucho más y para crear mis productos me inspiro en la naturaleza y en las técnicas y materiales tradicionales de las diferentes culturas

De hecho, la particular forma de  los platos Orikomi, se inspiran en las tradiciones indias y africanas, culturas donde comer con las manos, y concretamente con las yemas de los dedos, amplia la experiencia de la comida.

Presentados en dos tamaños diferentes y acabados en colores que van del verde menta al rojo intenso, pasando por el blanco y negro, la caja de seis platos cuesta 29 €.

www.nyova.com

This article is also available in English