Después de descubrir el excelente trabajo que muchos ceramistas consiguen imprimir a sus piezas, podemos pensar que sus manos esconden milenarios sortilegios para conseguir formas inexplicables o que sus extremidades tienen excepcionales dotes para moldear a capricho todo aquello que se proponen.

La diseñadora británica Oliva Walker es uno de estos prestidigitadores manuales que consiguen transmitir a formas sencillas curiosos acabados, microorganismos que buscan desarrollarse y crecer en cada uno de sus jarrones incluso cuando ya están terminados. Es como si su labor con materiales como la arcilla o la cerámica no terminara en el simple proceso de moldeado sino que continúa desarrollándose a lo largo del tiempo.

Tres piezas diferentes que muestran el trabajo de la ceramista Olivia Walker.

Básicamente, Olivia quiere descubrir y explorar con cada uno de sus obras las cualidades intrínsecas que esconden estos materiales, características que le permiten conseguir formas, acabados y texturas cuanto menos curiosas e impolutas.

Dos piezas, una realizada en arcilla blanca y, la otra, en arcilla tintada de negro.

1. Su trabajo es obviamente diferente a mucho de lo que ofrece el mercado. ¿Qué pretende transmitir con sus piezas de cerámica?
Estoy muy interesada en explorar las cualidad de los materiales y las formas. Mis piezas hacen referencia a la acción de los microorganismos –corales, hongos y bacterias– y a como estos se desarrollan y crecen en otras formas. Busco descubrir cómo es esa relación entre las partes para encontrar la belleza que se produce entre el espacio de crecimiento y el decaimiento.

2. El material y el diseño de sus piezas es un punto muy importante para conseguir sus objetivos en el resultado final…
Cada una de mis obras es única. Paso mucho tiempo para encontrar la textura precisa para la superficie de cada modelo. Ese acabado se compone de pequeños fragmentos elaborados individualmente sobre la arcilla, y por lo tanto es imposible replicar cada uno de ellos.

3. ¿Cómo gestiona en su producción temas tan de actualidad como la ecología y el aprovechamiento de los recursos naturales?
La arcilla es un material natural que se puede reciclar muchas veces, incluso hasta después de pasar por un horno. Por lo tanto, no se generan muchos residuos y procuro utilizar la cantidad precisa para cada pieza. Es mayor el problema con la leña para calentar el horno, pero como solo horneo mis piezas una vez, en lugar de dos que es lo habitual, contribuyo a gestionar mejor la energía.

Vaso acabado en arcilla tintada de azul.

Modelo acabado en arcilla color terracota.

Detalle de acabado con añadido de material dorado.

4. En esta aspecto también cuida mucho qué materiales utiliza para trabajar…
Por supuesto, la mayoría de mis trabajos están realizados en porcelana, un material que tiene cualidades como el vitrificado, la suavidad y tonalidad traslúcida en el acabado final que no consigues con otros. Además, tampoco esmalto mis piezas.

5. ¿Con qué parte del proceso disfruta más?Cuando la arcilla está todavía húmeda y te permite trabajarla; es ese momento en el que tiene la textura del queso y te permite ver como se va secando y cambia de color.

6. ¿Qué características definen sus piezas?
Creo que la esencia de mis piezas y la más reconocible es su textura. Son muchas pequeñas piezas que parece que están creciendo sobre la parte exterior de cada obra. Mis últimos trabajos presentan en uno de sus laterales esta especie de deformación que parece descomponerse, pero, a a la vez, parece crecer de nuevo.

Las piezas de Olivia Walker ofrecen una deformación exterior que las hace únicas.

La ceramista Olivia Walker en su taller de trabajo.
Cientos de pequeñas piezas cubren el cuerpo exterior de cada vaso.

7. ¿Recurre a algún tipo de referencia para su inspiración?
Básicamente en las formas naturales. Presto especial atención a como crecen los elementos en el mundo natural como el musgo o las setas, que en su crecimiento se componen de muchas partes pequeñas. Curiosamente me llaman la atención cosas que son sencillas individualmente, pero que ganan presencia cuando forman un grupo.

8. ¿Planes inmediatos?
Estoy muy animada en una residencia que voy a hacer durante un año. Es la ocasión perfecta para dar salida a nuevas formas, como trasladar mi técnica a otros soportes como las paredes o muros. Sería una nueva dirección laboral con un nuevo planteamiento.

Composición ficticia de una modelo a dos colores.

Fotos: Sylvain Dleu
Retrato: Lucas Amillano

www.oliviawalker.co.uk

Trabajo previo de torneado para dar forma a la cerámica.

This article is also available in English