Los patrones estéticos que rigen el mundo creativo del diseñador de mobiliario norteamericano Misha Kahn no son de este mundo. Tienen más relación con el diseño del atrezzo que pudiera aparecer en cualquier producción cinematográfica de ciencia ficción de principios de los años 70 que con una tendencia estilística que pudiera reinar ahora mismo en el universo design. Un mundo onírico e ingenuo, por el que transitan colorista piezas. Objetos y muebles que tienen ojos saltones y pequeños tentáculos peludos con los que se alimentan y que en cualquier momento parecen comenzar a moverse.

Es posible que este inusual camino del diseño en el que transita Misha esté influenciado por su etapa de trabajo en el equipo creativo de los almacenes Macy’s o por su paso por diferentes departamentos artísticos del mundo del cine y el teatro. Sea como fuere, es una estética en la que se mueve como pez en el agua, un pez de aguas desconocidas. Un niño grande que nos transmite el poder de su universo.

Amante indiscutible de los materiales de desecho, del plástico, del cartón y de cualquier elemento con posibilidades, Misha trabaja en este tipo de productos por diversión y por la enorme necesidad de dar salida a su creatividad, aunque esto represente adentrase en un mundo de objetos muy vistosos que no todo el mundo entiende. A pesar de algunos, es un trabajo con gran número de seguidores, sobre todo gente joven y muy apegada al mundo cultural, y sus dos exposiciones individuales presentadas en la galería Friedman Benda han conseguido mostrar al mundo un nuevo arte y, por supuesto, llamar la atención de los entendidos.

Alacena para licores y pareja de apliques luminosos de pared.

Este mundo collage también funciona en su apartamento de Brooklyn, un espacio repleto de sus creaciones que comparte con su pareja desde hace años Nick Haramis, director de la revista Interview, y en el que el caos parece haberse apropiado de toda la casa. “Mi casa es una colección de cosas que me gustan. En ella quiero sentirme casual y cómodo, y también saber que si encontramos algún objeto mágico en un viaje, podemos incorporarlo y se mezclará con el resto de nuestras cosas porque no hay reglas o un esquema de decoración real”, asegura el artista.

Asiento American Gothic, lámpara The Brain, aplique de pared y mesa Blip, Blop, Bloop.

1. ¿Qué puntos clave vamos a descubrir en su trabajo?
La filosofía principal se esconde en los procesos utilizados para crear cada pieza. Muchas de las técnicas utilizadas para hacer objetos en 3D no son muy fáciles de entender en un primer momento. Me gusta recurrir a métodos de trabajo o técnicas muy obvias y sencillas para llevarlas lo más lejos posible. Me siento bastante corporal y menos encorsetado a la hora de realizar mi trabajo que los clásicos arquitectos que tenía una estructura de diseño muy marcada. En mi caso, los objetos con curvas agregan un punto más interesante. Además, la narrativa de la sorpresa es básica en mi trabajo. Gran parte del espíritu del diseño tiene que ver con la cohesión. Lo mismo ocurre con los seres humanos. Si son totalmente predecibles de principio a fin, serían muy aburridos. Lo mismo ocurre con los objetos.

2. ¿Cómo se enfrenta al proceso creativo de cada uno de sus diseños?
Suelo dibujar mucho, y casi nunca lo hago en el estudio. Después, cuando algo me gusta, no hago nada más sobre ese diseño durante un mes hasta comprobar si mi cerebro lo ha asimilado. Cuando esto ocurre, comienzo a hacer un modelo a pequeña escala y esta maqueta va a determinar si realmente merece la pena hacerlo. Luego, en el estudio, es un trabajo muy colaborativo para realizar la pieza.

3. ¿Eso es así en todos su trabajos?
No siempre seguimos el mismo método para hacer cada pieza. A veces ocurre que tenemos un diseño a medias y no me gusta, por cualquier razón, y lo dejamos apartarlo durante un tiempo, a veces meses o años. Puedo que luego estos trabajos parciales acaben formando parte de cosas nuevas. Es un proceso muy fluido.

Muestra de las últimas piezas diseñadas por Misha, presentadas en el Nomad Monaco Fair 2018.

4. ¿Existen áreas del diseño que le provoquen un mayor interés?
Hay temas sobre los que vuelvo de continuo, pero nunca trabajaré sobre algo que no sienta que está parcialmente vivo y que puede tener una vida propia.

5. ¿Qué lugar ocupa el humor en sus diseños?
En general es algo consustancial en cada producto, pero nunca será algo que se pueda calificar de broma pesada. Cada diseño está perfectamente trabajado aunque también respiren un cierto aire de frivolidad y despreocupación. En cualquier caso, hasta que no veo el trabajo terminado no soy capaz de percibirlo previamente.

6. ¿De qué manera influyen los materiales que utiliza en el resultado final de cada pieza?
Mi relación con los materiales es un poco como un domador de circo, que busca un terreno en común con ellos para llegar a un buen fin.

El diseñador en su taller de trabajo. A la derecha, bocetos sobre papel y prototipos de piezas en diferentes acabados y materiales.

7. ¿Cómo clasificamos su trabajo: escultor, artista o diseñador?
Intento llamarme creativo. Para mí, todo lo que se reduce a una categoría o clasificación de una campo concreto significa sacrificar parte de lo que amo dentro del mundo visual. Y no estoy dispuesto a ello.

8. En alguna de sus entrevista ha mencionado que recupera muchos materiales del mar. ¿Es una forma de contribuir al reciclaje y de expresar un lenguaje concreto?
Eso lo dije para un trabajo concreto que hice. Por supuesto que me gusta el reciclaje, el mensaje es bueno, pero también me gustan las marcas, la historia y la textura de la basura. Pero ya hay mucho trabajo hecho en este campo antes de llegar yo. También siento que puedo cambiar la opinión que la gente tiene de la basura y posicionarla entre los nuevos gustos de la sociedad. Me inspira tremendamente conseguir que la gente haga algo por si mismos con este tipo de materiales en vez de apostar por piezas de bronce, que las aparta del concepto de material que todo el mundo puede utilizar.

9. ¿Cree que sus piezas son más fáciles de entender por la gente joven?
¡Espero que sí¡ Nuestra generación necesita hacer tantas cosas realmente radicales para salvar el planeta… No podemos seguir construyendo casas, coches… como hicieron nuestros padres. Tenemos que empezar a pensar de otra forma totalmente nueva para mejorar el futuro y son los jóvenes los que lo deberán hacer.

10. Su trabajo esconde una gran producción artesanal. ¿Qué papel juega la calidad en el acabado de cada pieza?Trabajar con tejedores, expertos en metalurgia o sopladores de vidrio es básico para producir cada una de mis piezas. La sensación que se consigue con el trabajo manual es única.

Mesa Tingle Tangle Mingle Mangle, pieza del año 2017 de una colección limitada en bronce de 8 unidades.

Retrato del diseñador subido a la obra Scrappy Grand.

11. ¿Pretende transmitir un mensaje concreto con su trabajo, quizás servir de instrumento cultural o estimular una reacción concreta entre el público?
Me interesa, por encima de todo, hacer objetos con un gran contenido emocional. No quiero ni busco racionalizarlos.

12. ¿Realizar cada uno de su diseños con sus propias manos le añade mayor calidad al producto final?
Dedicarle tiempo a cada diseño y al proceso de creación es muy importante en mi trabajo. Quiero trabajar en cada uno de los procesos de creación para entender todas las posibilidades que hay en ese camino. Trabajar con artesanos cualificados me garantiza, de alguna manera, conseguir transmitir el lenguaje correcto.

13. ¿Y qué le dice su pareja sobre su trabajo? Él también pertenece al mundo de la creatividad…..
En nuestra primera cita le advertí que anteriores relaciones mías no habían funcionado porque no podían vivir en mi mundo. A veces me lo recuerda cuando estamos incorporando algo absurdo a nuestra casa o cuando trato de arrastrarlo al desguace para encontrar algo. Pero nuestra casa es muy cómoda y a los dos nos encanta volver a ella al final del día.

Fotos: Courtesy of Benda and Misha Kahn/James Orlando/BFerry/ Dan Kukla/NomadMonaco

www.mishakahn.com

www.friedmanbenda.com

This article is also available in English