Las mesas, taburetes y estantes del diseñador quebequense Loic Bard están enteramente realizados a mano, son versátiles, prácticos y, además, están llenos de emoción, un sentimiento que sabía que imprimía a su mobiliario en cuanto descubrió que estaba enamorado. Sin embargo, estas características se quedan obsoletas en un mundo en el que hay que sobresalir por encima de los demás, ofreciendo un producto diferente y original.

Detalle de la mesa Tokio

Detalle de la mesa Tokio

Y este artesano ebanista lo ha conseguido con algunas de sus piezas, como es el caso de la mesa Tokyo, en la que ha incorporado un discreto compartimento lateral que forma parte de la estructura interna del mueble. De este modo, esta especie de boca lateral se convierte en el espacio perfecto para dejar revistas, libros o periódicos.

Lateral de la mesa Tokio

Lateral de la mesa Tokio

Loic ha presentado recientemente en Londres sus proyectos, entre ellos, esta mesa de raíces orientales, durante la última edición de la feria 100% design de Londres, el pasado me de septiembre. Era la primera vez que acudía a una feria de gran calibre fuera de su país de origen, Canadá, y la experiencia ha conseguido que su nombre no haya pasado desapercibido. Asegura que la inspiración para sus proyectos la encuentra principalmente en sus viajes, en la arquitectura, en sus encuentros casuales con la gente y, últimamente, en sus recuerdos de la infancia.

Imagen de la mesa

Imagen de la mesa

Fue precisamente durante un viaje a Japón hace un par de años cuando perfiló la forma y la estructura de su mesa Tokyo, una pieza minimalista que encierra toda la esencia de la cultura nipona. “Esta mesa nació de un momento particularmente sensible, en el que mis sentimientos estaban a flor de piel. De alguna manera, intenté que esa sensibilidad formara parte de lo que esta creando y de ese modo conseguí hacer una pieza muy sensual”, asegura el artista.

www.loicbard.com

Mesa Tokio en madera oscura

Mesa Tokio en madera oscura

This article is also available in English