“Un nuevo concepto del confort aplicado a un asiento en el que se obviaran todos los elementos superfluos, aunque, eso sí, manteniendo unos cánones de diseño que ya han sido establecidos hace tiempo”. Así define el arquitecto y diseñador de producto Mauro Baronchelli su trabajo en “La Poltrona”; un diseño en el que el creativo italiano revisa, en una mirada al pasado, el trabajo realizado anteriormente por los maestros italianos del diseño. “Soy muy observador y para hacer a conciencia este trabajo he consultado previamente muchos documentos originales que hablan del diseño y muchos proyectos de grandes nombres de la historia, como Parisi, Buffa o Ponti”, comenta.

«La Poltrona» un asiento que el diseñador italiano revisa en una mirada al pasado.

“La Poltrona” es en palabras de Mauro, un buen diseño que respeta y enfatiza los materiales con los que está hecho, que resulta perfecto para incluir en un sistema de producción tradicional y en el que, además, se descubre una gran carga creativa. En este resultado final también es importante el método de trabajo que el arquitecto lleva a cabo, y que tampoco se aparta de los métodos tradicionales. Y también responde a una dinámica y metodología concreta.

“El diseño en general es un locura, es como una chispa que se enciende en cualquier momento y ante la que tengo que tomar numerosas decisiones».

Así, se articula en varias etapas durante las que el diseñador recopila información, la analiza y la comparte, incluso con amigos, para testar la reacción del público y descubrir cómo sería aceptado. Finalmente, «La Poltrona» se hace mueble. “El diseño en general es un locura, es como una chispa que se enciende en cualquier momento y ante la que tengo que tomar numerosas decisiones. Siempre es una nueva experiencia y un aprendizaje continuo, a veces con errores, pero del que siempre saco algo nuevo y productivo”, dice.

El asiento está acabado en materiales como el acero, la madera, el cuero y el mármol.

Conocedor del enorme peso que la tradición y el buen acabado lleva parejo al término “Made in Italy”, Mauro hace suyas las cualidades del producto bien ejecutado. “Sé que el cliente tipo de esta clase de artículos está escondido en un nicho muy concreto. Es un comprador al que le gustan los productos elaborados artesanalmente, refinados y de buenos acabados. En este caso, los componentes que forman parte de la estructura del mueble se han creado en un radio de 50 km de mi estudio-laboratorio, lo que me permite tener un control absoluto de todo el proceso de trabajo, comenta.

“Sé que el cliente tipo de esta clase de artículos es un comprador al que le gustan los productos elaborados artesanalmente, refinados y de buenos acabados»

Creada inicialmente para la sección SaloneSatellite 2018, «La Poltrona» logró una gran repercusión entre los productores que visitaban la Feria de Milán y fue- uno de los diseños seleccionados para una venta restringida durante tiempo limitado en los grandes almacenes La Rinascente de Milán.

Retrato del diseñador.

Fotos: Mauro Baronchelli.

www.maurobaronchelli.com

This article is also available in English