Existen disciplinas que prevalecen en el tiempo gracias a la perseverante actitud de escogidos maestros artesanos que se preocupan porque estos trabajos minuciosos y laboriosos pasen a la historia como verdaderas fuentes de conocimiento. Gracias a este proceso histórico, han llegado hasta nuestros días numerosos trabajos realizados por prestigiosos maestros de esta especialidad, como los producidos por la firma Wedgwood, considerada actualmente como una de las empresas que mejores porcelanas del mundo factura. Y ¿qué tiene que ver todo esto con la diseñadora japonesa Hitomi Hosono?

Mucho, sobre todo después de haber colaborado con la prestigiosa firma británica, primero como invitada y luego con un encargo de los responsables de la marca para que reinterpretara, a través de su particular visión y estética personal, algunas de las piezas más emblemáticas de la casa, concretamente de su línea Jasperware puesta en valor por su creador Josiah Wedgwood a mediados del siglo XVIII.

Piezas realizadas a mano de la diseñadora Hitomi Hosono.

Puesto que esta coincidencia laboral se produce en contadas y muy puntuales ocasiones. ¿Qué ha visto semejante gigante de la producción cerámica en el trabajo de la diseñadora japonesa? Sobre todo, una dedicación y entrega a su trabajo única, que le ha llevado a convertir su meticulosa y extraordinaria producción en objetos admirados y supervalorados en todo el mundo. Su intrincada minuciosidad por conseguir que los motivos vegetales y detalles florales del mundo natural se conviertan, gracias a sus punzones, en obras de museo ha posicionado su trabajo, uno de los mejores en el mundo actual de creación. Esta colección para Wedgwood se compone de diferentes jarrones, cuencos y cajas ornamentales con un acabado mate sin esmaltar, tipo gres.

Selección de la obra en porcelana de la diseñadora.

1. ¿Qué ofrece el trabajo cerámico de Hitomi Hosono y cómo empezó esta relación con este mundo?
Mi experiencia con la cerámica se sustenta en las tradiciones japonesas y europeas. Nací en la prefectura de Gifu, donde la alfarería es históricamente una de sus principales industrias y luego, antes de llegar el Reino Unido, estudié cerámica Kutani (de gran realismo y vivos colores) en la ciudad de Kanazawa, en la prefectura de Ishikaw. Posteriormente también me formé en el diseño de productos cerámicos en Copenhague.

2. Su trabajo aborda en sus piezas, básicamente, el diseño de elementos botánicos, como hojas o ramas. ¿ Por qué le llamó la atención esta especial iconografía?
Estoy totalmente fascinada por las formas de la botánica: las nervaturas de las hojas, las formas de sus bordes y al estratificación de los pétalos en las flores. Habitualmente recibo mucha inspiración de la vegetación de Londres, donde descubro plantas interesantes: me gusta tocarlas para sentir y examinar su estructura y textura. Además, también me gusta estudiar el detalle al microscopio.

3. ¿Debemos buscar un mensaje especial en este tipo de trabajos?
Estoy muy interesada en encontrar la esencia de lo que hace hermosas a las hojas y a las flores. Mi intención es trasladar y adaptar la belleza infinita de la naturaleza a mis piezas escultóricas de porcelana.

Jarrón realizado en color coral.

Vaso con apliques de color en exterior e interior.

Recipiente con detalles en tono salmón.

4. ¿Qué es lo más laborioso de ese preciosista método de trabajo?
Tallo en porcelana, cuidadosamente y con paciencia, los detalles más minúsculos de cientos en ramitas. Es lo que más tiempo consume, pero también es mi proceso de trabajo favorito.

5. Lógicamente, calidad y diseño son parte imprescindibles de sus piezas…
La calidad al más alto nivel es vital junto con el diseño. Me aseguro de que cada paso sea meditado, pensado y completado con sumo cuidado. Para mí, además, la porcelana es el mejor material para conseguir formas orgánicas

La artista en su taller de trabajo.
Trabajos de la diseñadora durante su residencia en Wedgwood.

6. Sin embargo no utiliza mucho el color en su obra. ¿Cambiaría mucho esa aspecto la estética de sus piezas?
Me gusta centrarme en el aspecto y la forma, por eso, mi trabajo es del color natural de la porcelana.

7. ¿Tres palabras de definen su obra?
Delicadeza y detalles refinados, formas naturales y porcelana fina.

8. ¿De qué manera se organiza cuando aborda una nueva pieza?
Lo que hago primero es un estudio pormenorizado de las formas orgánicas que voy a trabajar. Analizo, toco y dibujo esas formas y luego hago cientos de ramitas de hojas en porcelana con moldes y cuidadosamente y con mucha paciencia voy esculpiendo los detalles más finos. Posteriormente voy colocando las hojas sobre una superficie, jarrón o cuenco, que previamente hago en un torno de alfarero, y cubro esta forma con las hojas de una forma tan densa que la forma subyacente desaparecen completamente. Son como las hojas verdes que oscurecen las ramas de un árbol.

9. ¿Y cuánto tiempo puede pasar hasta que la pieza está completamente acabada?
Pues, aparte del tiempo que lleva el secado, de seis meses a un año. Es un proceso que también requiere una paciencia inmensa. Pero bueno, soy una artista de la cerámica o ceramista, y es lo que tiene un trabajo tan minucioso y hecho a mano. Las manos son básicas para conseguir este resultado de tan alta calidad.

10. Lo que está claro es que su proceso de ejecución y su metodología no los podría llevar a cabo una máquina…
Es lo que tienen las piezas artesanales, pero aún cuando no sé que pasará en el futuro, creo que de manera inminente es imposible hacer algo semejante con una máquina.

Las piezas de Hitomi Hosono están disponibles en Adrian Sassoon, London: www.adriansassoon.com

Fotos: Imágenes cortesía de Adrian Sassoon, Londres.

www.hitomihosono.com

This article is also available in English