Trasladar el trabajo gráfico más allá del papel en publicaciones, editoriales o revistas es una dinmica que se prociceditoriales o revistas es ámica que se está extrapolando cada vez entre los artistas de esta disciplina. La movilidad que permite adaptar un dibujo, un diseño o una gráfica a otros soportes consigue dar a conocer el trabajo de muchos a través de otros medios y, por supuesto, enriquecer el mundo del diseño con nuevos planteamientos. Que se lo digan, por ejemplo, a Milton Glaser que convirtió su legendaria frase/logo I Love New York en uno de los más reconocidos del mundo tras aparecer estampado en todo tipo de soportes como camisetas, tazas, posters, …

María Figueiredo, joven ilustradora portuguesa de 28 años e impulsora del estudio y la marca My Friend Paco es uno de los nombres lusos más nuevos en lanzarse a la difícil disciplina de trasladar sus ideas gráficas al textil, un elemento en el que asegura sentirse cómoda y que le permite estar en constante contacto con el mundo de la decoración y el interiorismo, dos de sus pasiones más recientes. My Friend Paco, que actualmente fija su producción en almohadones y cojines de diferente formato, pretende afianzar su presencia en el mercado de la decoración con diferentes propuestas en las que el diseño gráfico es esencial. Sobre todo, porque quiere establecerse como una marca repleta de ideas frescas y ánimo muy joven. “Siempre me expresé a través de la imagen y como diseñadora de comunicación y apasionada por la decoración de interiores y llegué a la conclusión de que las piezas textiles para la casa (en este caso, cojines) eran el soporte perfecto; una forma de unificar ilustración y diseño en un mismo producto”, nos dice. Creada con el fin de crear un concepto con personalidad propia, en el que se juntasen la cultura, los sentimientos y la memoria, My friend Paco refleja la personalidad de su creadora, en la que plasma muchas de sus historias personales.

“Queríamos transmitir un mensaje joven, fácil y con humor. Con las piezas bordadas a mano por artesanos nacionales, además, pretendemos visualizar un trabajo muy bien hecho y perpetuar métodos de trabajo que son parte de nuestro ADN y de nuestra cultura popular. Creemos que trasladar el trabajo artesanal al diseño moderno ofrece muchas posibilidades”, dice María.

Pequeñas series, en las que cada una de ellas es una pieza única, auténtica y exclusiva son las características propias de este producto y un enorme valor sentimental convierte a My friend Paco en una oferta diferente al resto. “Cada uno de estos cojines esconde detrás una historia personal, una tarde con amigos, una reunión intima…”, comenta. Algodón 100%, un tejido que se parece a una piel curtida sintética con aspecto vintage, que la diseñadora encontró en Viseu, su ciudad natal, y el terciopelo con lana son los materiales sobre los que María expresa su mundo.

Mención especial merecen también sus diseños en los que las líneas sencillas consiguen formar curiosos entramados con las piezas bordadas, y las estampaciones más informales, repletas de ideas frescas y sencillas. Las grandes marcas textiles ya tienen un nuevo competidor, pero con acento portugués.

Fotos: My Friend Paco.

www.myfriendpaco.com