Con una formación vinculada al campo del diseño, donde además ha ejercido de director de arte en diferentes estudios y agencias de publicidad, y después de unos comienzos en la adolescencia en los que también tuvo contacto con el muralismo callejero con un trabajo más contestatario que profesional, Javier de Riba ha conseguido convertir su pasión por el lenguaje gráfico en su “modus vivendi”. Sus inquietudes personales le llevan a investigar el comportamiento de los diferentes materiales y a encontrar con ellos el método correcto para transmitir el mensaje necesario para cada proyecto. De Riba, además de trabajar por su cuenta como creativo, artista y diseñador, forma parte del colectivo Rescate Arts & Crafts, con el que desarrolla proyectos gráficos y comunicativos ligados a la sostenibilidad y al trato humano.

 

“Durante todos estos años, he estado haciendo cosas muy dispares con técnicas muy diferentes, ya que para cada proyecto siempre busco la manera de hacer que exprese mejor su esencia”, asegura. Por eso el diseñador también valora positivamente todo cuando sabe y recuerda, no sin cierta nostalgia, cuando en la  adolescencia comenzaba a investigar con materiales que encontraba en el taller de su padre.

Conocedor de muchas técnicas y desconocedor de muchas otras, Javier no se considera especialista en ninguna modalidad, sobre todo, porque como él mismo dice “mi trabajo se caracteriza por abrazar todas las disciplinas y estar dispuesto a satisfacer a cada proyecto con lo que necesite”. Soñador como todos los artistas, sin embargo comparte la idea de que lo artístico forma parte inherente del ser humano y que la educación artística se aprende a dominar y a descubrir las herramientas para comunicar correctamente.

Uno de sus últimos proyectos, y en el que estuvo inmerso cerca de un año, es “Floors”, una intervención en suelos de casas abandonadas, en la que retomaba la estética de las baldosas hidráulicas para conseguir un cambio de piel en estos espacios. De estas composiciones surge la geometría en forma de isla dentro un entorno descuidado.

Sus trabajos más recientes apuestan por dos curiosos proyectos: por un lado “Varnish” con el que descubre las posibilidades que ofrece un material como el barniz sobre maderas abandonadas, y “Harreman” en el que trabaja en paredes y muros con pintura fotoluminiscente y que desarrolla con Rescates, Arts & Crafts.

www.javierderiba.com

www.reskatestudio.com

This article is also available in English