Mobiliario de líneas depuradas, con un diseño sencillo, predominantemente práctico y realizado en materiales sostenibles. Así es la producción del diseñador alemán Florian Saul, una colección en la que se aprecia el trabajo realizado con esmero y en que el diseño también es determinante.

Además, los muebles del joven diseñador y carpintero siguen la pauta de las piezas realizadas a mano, en las que la precisión y el detalle sobresalen en el resultado final.

“Creo que hay que enamorarse de cada una de las piezas y valorar el trabajo invertido en hacerlas”

 

Tampoco le hace ascos a los métodos de producción más actuales, en los que sustituye los viejos punzones por herramientas más rápidas y prácticas.

“En cuanto ves una de mis piezas, te das cuenta del proceso de trabajo, de que está realizado siguiendo los procesos artesanales de los viejos carpinteros. Es una sensación que se percibe en cuanto tienes el mueble delante”, asegura Florian.

Sin embargo, cuando uno hace referencia al mobiliario de carpintero enseguida piensa en muebles de estética tradicional, que se fija más en lo funcional que en lo estético. Florian, que tiene formación de carpintero y estudios de diseño cuenta con un extra en su trabajo. Explota los conocimientos de ambas especialidades para conseguir asientos, perchas, taburetes y productos en madera de exquisita belleza y acabado.

“Es algo que exploto y que creo se ve en el resultado final. He conseguido imprimir a mi mobiliario una estética purista, elegante y funcional que lo convierten en piezas contemporáneas actuales”, dice.

¿Cómo ve el futuro de su profesión?

Con ilusión y con muchas ganas porque para un diseñador lo más importante es que sus piezas perduren en el tiempo y pasen de padres a hijos sin sufrir deterioro.

“Hago cada uno de mis muebles para gente se se fascine por su forma y por su acabado, por eso, creo que hay que enamorarse de cada una de ellas y valorar el trabajo invertido en hacerlas”, comenta.

Inspitado por la naturaleza, por las cosas que se producen en el día a día, se sabe ambicioso y quiere descubrir otros aspectos del diseño que todavía no ha probado. “Estoy encantado con lo que hago, aunque no me importaría probar suerte en la decoración y el interiorismo. Me gustaría atreverme con el diseño de un hotel, es una actividad en la que confluyen diferentes aspectos de mi profesión que me interesan”, confiesa el berlinés.

Fotos: courtesy of Florian Saul

www.floriansaul.com

10. Florian Saul

Mesa Vita


Colgadores Poempella


Perchero Span


Proceso de fabricación


Asiento Frida y silla Rudi


Colgador Pe y mesa Yot


Piezas Servus y Equus

This article is also available in English