LA MARCA

Secuencia de imágenes con broche de la colección Powder 2017.

Nunca la arquitectura y la joyería tuvieron tanto en común hasta que ambas disciplinas experimentaron un drástico cambio formal durante los últimos años con la incorporación de nuevos materiales y mejoras en sus métodos de construcción. Proporciones constructivas, líneas limpias y diseños de complejidad seriada consiguen, después de estas actualizaciones, ofrecer nuevas formas y perspectivas más originales. Evgeniia Balashova lo sabe de primera mano puesto que ambos métodos de construcción le interesan indistintamente como creativa. De hecho, la arquitectura se iba a convertir en su objetivo laboral tras sus estudios de dibujo y composición, hasta que un viaje familiar a Río de Janeiro le descubrió y puso en contacto con el diseño de joyas.

“Mi marca se especializa en piezas de joyería impresa en 3D y metales preciosos que se inspiran en la repetición de las formas geométricas”.

Hoy, pocos años después y varios cursos de formación, entre ellos en las Glasgow School of Art, donde se graduó en 2016, Evgeniia ha despuntado en el mundo de la joyería con ideas y propuesta que mezclan la fabricación tradicional y la tecnología moderna, como la impresión en 3D, campo en el que ella misma se sorprende de los resultados. “Mi marca se especializa en piezas de joyería impresa en 3D y metales preciosos que se inspiran en la repetición de formas geométricas y en las distorsión de las cuadrículas o rejillas. Es un trabajo que representa dos posiciones enfrentadas, la perfección de la geometría y el flujo de lo orgánico”.

El trabajo de Eva incluye anillos, broches, colgantes, pendientes y collares

EL DISEÑO

Pruebas de color, recortes y muestras.
Moldes impresos de pruebas previas.

Tras unos años volcada en la creación de un proyecto como éste, que se sustentaba en dos aspectos tan particulares como el material y la forma de sus piezas, Eva descubrió que podía realizar diseños únicos. Sobre todo, debido a las cualidades de fuerza y ligereza que le ofrecía trabajar con el nylon. “Mucha gente desconoce completamente el trabajo que hay detrás de cada pieza, por eso me encanta acudir a ferias y muestras y vender mi trabajo cara a cara. De ese modo, puedo explicar en primera persona los beneficios de estos diseños y el proceso de creación que implica crear cada uno de ellos”.

El diseño de las piezas acerca formas caprichosas y la repetición de formas geométricas.

La misma emoción que siente Evgeniia cada vez que tiene unas de sus creaciones en sus manos. Siente realmente vértigo cuando puede palpar un diseño suyo después de haber sido una imagen digital en su ordenador. “Es muy gratificante, después de pasar mucho tiempo delante de un ordenador y de crear modelos en software, hacerlos tangibles en 3D. Sobre todo porque implica mucho trabajo y cada elementos debe seguir ciertas especificaciones y medidas concretas. Es emocionante comprobar cómo el diseño final se ajusta a lo que tenía previsto”.

“Me encanta acudir a ferias y muestras, y vender mi trabajo cara a cara. De ese modo, puedo explicar  el proceso de creación que implica crear cada uno de ellos”.

Collar con sección magnética acabado en plata y acrílico.

 

LOS MATERIALES

Es quizás en este campo donde las especiales características de los materiales que utiliza Eva en sus trabajos, sobre todo en el caso del nylon, adquieren una mayor repercusión. Su investigación en cuanto al comportamiento y las posibilidades de este material ocupan la mayor parte de su tiempo. “Mi trabajo supera siempre los límites de las cosas y explora continuamente las posibilidades del nylon impreso en 3D. Investigo mucho con el espesor y las propiedades que me ofrece antes de llegar a un diseño final. Creo que este nuevo uso o aplicación en un campo como el de la joyería contemporánea puede dar una salida diferente al usual a este material. Hasta hace poco no se había utilizado como base imprescindible en muchos proyectos”.

“Comencé con una gama de colores pastel y ahora he incorporado a algunas piezas algunos azules y borgoñas que funcionan muy bien”.

Son precisamente las características de fuerza y ligereza las que la diseñadora quiere destacar de un material como el nylon. Sobre todo porque le permite crear formas que no serían posible realizar a mano, geométricamente perfectas, pero distorsionadas para conseguir formas únicas y especiales. “En cuanto al color, también soy muy selectiva. Comencé con una gama de colores pastel y ahora he incorporado a algunas piezas algunos azules y borgoñas que funcionan muy bien”.

Broche y anillo de la línea Fiber, en cromado dorado y azul grafito.

Y aunque, como ella dice, su agenda de trabajo es todavía un poco caótica, la diseñadora no desperdicia ningún momento del día. Siempre lleva en sus bolsillos pequeños cuadernos para anotar ideas, dibujos y elementos de diseño que posteriormente traslada a su ordenador. “Muchos diseños comienzan a aparecer como pequeños experimentos, particularmente cuando una pieza está basada en propiedades táctiles o cinéticas del nailon”.

“Muchos diseños comienzan a aparecer como pequeños experimentos, particularmente cuando una pieza está basada en propiedades táctiles”.

Este proceso creativo le ha llevado también a desarrollar otro tipo de piezas más minimalistas y elegantes, de uso diario, en las que también es importante su acabado. “Los diseños se basan en el cubo como forma. Los anillos de este rango son una versión alternativa de una piedra en el que se genera cierta tensión; un pequeño cubo de metal aparece soldado entre dos parte del anillo y parece que flota en el aire”.

Taller de trabajo y libretas de apuntes.

Y como novedad, su creación más reciente, que no tiene nada que ver con la joyería, pero que conserva muchas de las características de ella: la lámpara .001, una luminaria tridimensional realizada para la firma canadiense Decimal, especializada en creaciones en 3D. En ella la diseñadora ha querido conseguir un objeto tridimensional que representara un movimiento congelado en el tiempo.

Retrato de la diseñadora.

Fotos: Valentina Pimanova/Evgeniia Balashova

www.evebalashova.com

This article is also available in English