Boceto de mesa “Kaleidoscope”

Boceto de mesa “Kaleidoscope”

Descubrir el trabajo del jovencísimo diseñador portugués André Teoman te traslada un mundo de fantasía que perfectamente podría estar inspirado en el mobiliario de Alicia en el país de las Maravillas. Su experiencia durante varios años en el mundo del teatro y de las marionetas pervive en muchas de sus creaciones y aporta un punto de irreverencia y humor que difícilmente podríamos entender sin contar con ese background. Sus muebles, lámparas, apliques y piezas de cerámica nos recuerdan a la misma insolencia que el ya consagrado diseñador español Jaime Hayón lleva desarrollando en la mayoría de sus trabajos desde el principio de su trayectoria.

André, originario de la pequeña localidad de Viana do Castelo, cercana a la frontera de Galicia, y de orígenes turcos por parte de madre, valora sobremanera la labor manual que encierra el trabajo de muchos de los artesanos de los que se sirve para hacer sus piezas. En esos pequeños detalles de cuidado y dedicación se encierran muchos de los secretos de su trabajo, un esfuerzo que ya ha sido reconocido con varios premios internacionales como el galardón al joven diseñador de la feria del mueble de Frankfurt en 2014 o el que recientemente ha conseguido su estudio como uno de los grandes “influencers” del momento.

Colaborador durante sus primeros años de marcas de lujo portuguesas como Boca do Lobo o Kobet, donde desarrolló algunas de sus primeras piezas importantes, como la mesa Newton o la lámpara Hynotic, André abrió su propio estudio en el año 2015 para iniciar una carrera que ha sido reconocida por entendidos y críticos. Las primeras piezas que aparecieron en el mercado bajo su firma han confirmado el gran talento del diseñador y fueron el pistoletazo de salida para convertir una marca joven y con ganas en una de las referencias más importantes del diseño actual luso.

Mesa “Kaleidoscope”

Mesa “Kaleidoscope”

1. ¿Está usted sorprendido de su propio éxito?
Es consecuencia de un gran esfuerzo y de una gran pasión por hacer bien lo que hago de una manera coherente. Evidentemente también es importante el factor suerte, pero, sin un gran trabajo detrás, no sirve de nada la suerte. Tenemos que tener los alicientes muy claros para llegar a conseguir aquello en lo que creemos y para no darme nunca por vencido.

2. ¿Trabajar para marcas ya consagradas suponemos que ha sido una gran escuela para decidirse en tan poco tiempo montar su propio estudio?
Evidentemente es indudable, sobre todo, porque estar en contacto con marcas como Boca do Lobo, Koket o Brabbu te aporta seguridad. Pero es muy importante ser una persona que quiere aprender de todo. Me encanta la creatividad en todas sus vertientes y me gusta aprender y saber de todo. También es un factor importantísimo el apoyo de mi madre que siempre incentivó esta inquietud en mi desde niño.

 

Boceto de aplique mural “Shark”

Boceto de aplique mural “Shark”

3. ¿Le costó mucho dejar la seguridad que tenía?
Los dos años que trabajé para esas marcas, me dediqué a ellas en cuerpo y alma. Y aprendí mucho cómo es el trabajo con las grandes productoras. Pero llegó el momento en que tenía que cambiar y crecer profesionalmente. Ahora mismo con mi marca puedo desarrollar mucho más mis pasiones personales, soy como un padre soltero que se enfrenta solo a muchas situaciones. Con las marcas, otra de mis pasiones, es como si yo fuera la madre y tuviera que buscar unos padres adecuados para hacer unos productos de calidad.

4. ¿Los premios que ha conseguido sirven para que su confienza en su trabajo se afiance?Son importantes, sobre todo los primeros. Te aporta seguridad personal ver tu nombre refrendado por un buen trabajo y una gran productora, pero tampoco aseguran que ese producto tenga garantizadas las ventas. Es la referencia de que vamos por un buen camino.

Aplique mural “Shark”

Aplique mural “Shark”

5. Y fue duro montar la marca André Teoman?
Al principio fue la misma sensación que siente cuando tu padre te lanza a la piscina con los flotadores. Fue un cambio drástico porque dejé de ser creador y diseñador para hacerme cargo de todo el proceso que hay detrás de una marca: seguir la producción, ser commercial, buscas clientes… pero estoy muy satisfecho. Ha sido una experiencia espectacular y hay que aprender a sobrevivir, incluso con una sonrisa en la cara cuando estás más estresado.

6. Sus diseño abordan proyectos complejos y sencillos. ¿Dónde se siente más cómodo?
Busco ser un estudio altamente creativo y emocional, más que de grandes medios técnicos o demasiado innovador. Para mí es muy importante el valor emocional y funcional que puede tener cada pieza que hago.

Espejo “Kaleidoscope”

Espejo “Kaleidoscope”

7. Pero su estética, salvo el colorido en algunas cerámicas, no es muy portuguesa…
No tengo unas raíces concretas muy marcadas. Siempre he ido una mente abierta a todo tipo de influencias, quizás por mis orígenes, pero claro que tengo bases portuguesas. Sobre todo, en los métodos de producción que quiero que sigan siendo locales. Yo quiero producir todos mis trabajos en Portugal.

Lámpara de techo “Chartres”

8. Ha dicho que admira a Marcel Wanders y a Jaime Hayón. ¿Siente que sus trabajos están influenciados por ellos?
Todos los que nos dedicamos al mundo creativo somos como esponjas y cada uno absorbe aquello que le apasiona y con lo que se siente más identificado. Luego, cada uno como creativos únicos, damos forma a nuestros propios gustos y a la sensibilidad personal.

Aparador “Googles”

9. No me puede negar que sus cerámicas recuerdan mucho a algunos productos de Hayón….
Y de Vista Alegre, Bosa o de Maria Rubinje, Laurent Craste, Jeff Koons. La colección Zoo llevaba mucho tiempo en mi cabeza y quería combiar la cerámica y el cristal. La idea era crear un objeto que pasaba de ser meramente decorative a tener su parte útil. Ha sido un trabajo en el que se pone en práctica la esencia del pensamiento industrial del diseño que optimiza los components de un mismo objeto con una estética simple y animada.

“Colección Zoo”

10. ¿Qué importancia tienen los materiales en su trabajo?
Suelo pedir muestras a mis proveedores antes de hacer cualquier pieza y las examino a conciencia para que se parezca lo máximo posible a los bocetos. Es muy importante saber el comportamiento de los materiales y saber cómo pueden envejecer. A mi me gustan aquellos que envejecen con dignidad.

 

Fotos: André Teoman
www.andreteoman.com

 

 

This article is also available in English