Un nombre para no olvidar

La aparición de un nuevo libro sobre su vida y su obra, y la venta en la galería Piaza de París el 17 de septiembre (118 rue du faubourg Saint -Honoré) de un centenar de muebles y objetos de su colección particular han recuperado del olvido a uno de los primeros y mejores ebanistas del mundo: el danés Peder Moos.

Mesa de tres patas de 1948

Mesa de tres patas de 1948

Aunque a priori su destino estaba ligado a trabajar en la granja familiar, consiguió estudiar y especializarse en la producción artesanal de mobiliario para el hogar y en un precursor y maestro de la ergonomía.Su nombre ha conseguido ser el mayor referente en el campo de la ebanistería por la precisión y el cuidado acabado de todos sus trabajos y por ser uno de los pioneros en la manufactura de muebles realizados en madera.

Su estilo, que adopta ciertas características del art nouveau, es único, elegante y sencillo, y sus muebles piezas orgánicas de formas escultóricas que rivalizan en sofisticación y detalle. Esta cita es sin duda, la mejor ocasión para conocer su trabajo de cerca.

Taburete de 1944

Taburete de 1944


Sillas de comedor de 1936

Sillas de comedor de 1936

This article is also available in English